↓
 ↓
Visiones, prismas y paradigmas del interior: arte NFT en México

Ensayo

Visiones, prismas y paradigmas del interior: arte NFT en México

por Erick González

->

Tiempo de lectura

3 min

Un punto exacto en el tiempo y el espacio es el portal a una página: visión, prisma y un nuevo paradigma que ocurre dentro de nosotros. A través de ti, a través de mí, es así como se trasciende al Metaverso.

Ampliamente definido como un mundo virtual espacial, persistente y siempre disponible en-línea, el Metaverso resucita un cambio fundamental en la infraestructura digital: incluye el advenimiento de tecnologías a nivel del consumidor, por medio de experiencias espaciales a escala infinita.

A medida que todo se vuelve más digital, es necesario replicar las propiedades de elementos físicos como la escasez, la singularidad y la prueba de propiedad. Por ello, demostrar que se posee un NFT (Non-Fungible Token) es muy similar a probar que se tiene ETH (Ethereum) en la cartera.

Los NFTs son una forma innovadora de tecnología que involucra a creadores de todos los medios en el Metaverso. Escritores, pintores, animadores, músicos, diseñadores y artistas de la industria del arte digital buscan tanto una oportunidad de soporte autoexpresivo como crear una conexión significativa con el mundo digital.

El mercado de los NFTs recae en el valor comunitario, a través de la autenticidad, propiedad, procedencia y posesión. Como primera referencia, destaca Tersermundo, colectivo emergente de artistas mexicanos que ha creado un diálogo en la cadena blockchain a través de las visiones de un paisaje lleno de polígonos.

Carolina Villanueva, De Ida y vuelta. Cortesía de la artista
Carolina Villanueva, De Ida y vuelta. Cortesía de la artista

Con de ida y vuelta, Carolina Villanueva presenta un video-loop de 2:09 minutos en donde recorre ambientes digitales progresivos en multiversos que sólo pueden existir en nuestra mente.

David Sánchez, Murria. Cortesía del artista
David Sánchez, Murria. Cortesía del artista

Los procesos de creación artística se pueden conservar en los NFTs, ejemplo de ello es Murria, proveniente de esmalte acrílico y pintura al temple, de David Sánchez.

Carolina Ontiveros, Gatita Murakita. Cortesía de la artista
Carolina Ontiveros, Gatita Murakita. Cortesía de la artista

La sofisticación del arte digital a través de código, antropomorfismos y entornos no físicos, se encuentra en la Gatita Murakita, personaje que vive en un entorno de realidad aumentada creado por Carolina Ontiveros.

Juan Pedro, Paisaje Mexicano. Cortesía del artista
Juan Pedro, Paisaje Mexicano. Cortesía del artista

El diseño pixel que converge con la pintura digital, el video, el código y el sonido es la marca en lienzos con Paisajes mexicanos de Juan Pedro.

Las visiones, los prismas y el interior de estos NFTs se centran en la experiencia del arte, en lugar de en la obra en tanto objeto. Destacan y persisten en el Metaverso porque logran una integración más profunda con los procesos de producción artística.

Los NFTs representan un mercado emergente descentralizado con un valor superior a los 289K ETH, aproximadamente $1.2 trillones de dólares por la venta de más de 2.2 millones de piezas *1. Todo lo anterior se debe a la aceptación de una línea de estilos y estándares que permite el desarrollo de un mercado del arte mucho más abierto, transparente e incluyente. Los objetos digitales, únicos y finalizados, se presentan ante una audiencia generalmente anónima que se configura en un entorno virtual para otorgar a estos objetos el estatuto de obras de arte.

Actualmente, la intuición, el intelecto, la percepción y el saber del mercado evolutivo de los NFTs, nos dan una visión de la relevancia de ampliar nuestras expectativas sobre el arte en el Metaverso.

Erick González, director de la galería Avant.Dev

*1: CryptoArt Market Data https://cryptoart.io/data

Imagen de portada: Tersermundo

Publicado el 28 nov 2021