Entrevista
Publicado el 11 sep 2021

¡Psicodelia meditativa! ¡Alucinaciones sublimes! ¡Caos contenido! Sobre Melanie Smith en Proyecto Paralelo

Entrevista
por Nicolás Barraza

Todo inicia con el color verde, se escucha un avión a la distancia y luego aparece, frente a ti, un enfoque microscópico de la piel de una serpiente, ¿o es un cristal?, ¿o una célula? Quizás es una planta o unos ojos de gato. El avión ha pasado y mientras intentas descifrar lo que ves, la música comienza a sumergirte en una meditación. Fifteen Minutes of Sublime Meditation inicia con lo que podría ser la voz de la artista o de una computadora. Esta mujer desconocida será nuestra guía por los próximos quince minutos, quince minutos que podrán parecer una eternidad. A momentos es tal la angustia que uno no puede hacer más que no dejar de mirar, de escuchar.

El universo digital al que nos hemos transportado es el de nuestra propia autoría, colmado de caos, ansiedad, agua estancada, una rana, muchos cuerpos en movimiento, en revuelta, en constante estado de enajenación violenta. Todo sucede todo el tiempo: incendios, explosiones, y se va almacenando en una red de servidores en quiénsabedónde, en manos de quiénsabecuántos. Las imágenes no paran, como en un mal viaje de ácidos en algún universo creado por las hermanas Wachowski.

Con motivo de la exposición de Melanie Smith, en la galería Proyecto Paralelo, tuve la oportunidad de platicar con ella sobre su proceso creativo y de reírnos un poco de la fortuna de tener mala señal. El video surge en respuesta al confinamiento obligado por la pandemia y a los efectos que el encierro provocó en la artista y en su producción. También parte de la incapacidad de no poder filmar y viajar, de no poder reconocer un sitio, un proceso, ni trabajar en conjunto con otras personas.

Melanie Smith, Fifteen Minutes of Sublime Meditation, 2021 (extracto). Cortesía de Proyecto Paralelo
Melanie Smith, Fifteen Minutes of Sublime Meditation, 2021 (extracto). Cortesía de Proyecto Paralelo

MS: Es algo que me costó muchísimo trabajo, hice como 60 ediciones del video. Entras en el mundo del stock y te encuentras con una enorme cantidad de archivo y de múltiples posibilidades. Fue complejo entender el mensaje, el cual fue cambiando y desarrollándose en este último año. Fue una respuesta al estado interno y al momento que vivía. Será un poco autobiográfico, pero es más bien entrar al imaginario personal, al estado de ansiedad y de interconectividad del mundo.

El video es una experiencia inmersiva; uno se encuentra pasmado con lo que ve en la pantalla, deslumbrado por las imágenes que entran y salen. Terminas por sentirte catatónico e intranquilo, como en aquel breve pero incómodo malestar después de haber pasado media hora sumergido en una red social viendo fotos de noséquién, así como artículos y servicios que parecen entrar y salir de la cabeza en un santiamén.

Melanie Smith, Fifteen Minutes of Sublime Meditation, 2021. Cortesía de Proyecto Paralelo
Melanie Smith, Fifteen Minutes of Sublime Meditation, 2021. Cortesía de Proyecto Paralelo

MS: Tiene que ver con una cuestión de velocidad, a lo barroco. El proyecto va hacia la sensación de no poder descansar la vista, de estar rodeado de muchas perspectivas. Esto refleja un estado un tanto psicodélico. Un estado que me ha remitido a lo que he vivido dentro de mi cuerpo y mi cabeza durante el ultimo año. El video nos remite a la ansiedad del momento, esta compuesto por miles de imágenes que van una tras otra y, de repente, momentos de descanso, donde vemos paisajes destruidos o cuerpos postrados en distintas capas de la tecnología… Son capas y planos, tras capas y planos, logrados en la edición.

A simple vista, el proceso creativo del proyecto podría asemejarse al de obras anteriores de la artista, sin embargo, en esta ocasión se encontraba en un estudio, atada a un espacio y sin un equipo de filmación.

MS: El stock me permitió empezar a intercalar imágenes con las que no había trabajado antes. Fue una salida, un escape al encierro y a la incapacidad de moverme.

Smith, se aventuró a trabajar con un banco de imágenes, en un intento por aportar un tipo de sentido al mundo post-pandemia, sobrecargado de información. Tal vez, dentro de este confinamiento es donde surge la reflexión sobre la condición humana durante la era del internet, del mass media y de los dispositivos móviles.

Melanie Smith, Psychoactive render 3, 2021. Cortesía de Proyecto Paralelo
Melanie Smith, Psychoactive render 3, 2021. Cortesía de Proyecto Paralelo

Melanie Smith, Psychoactive render 1,
2021. Cortesía de Proyecto Paralelo
Melanie Smith, Psychoactive render 1, 2021. Cortesía de Proyecto Paralelo

Además del video, la exposición reúne una serie de pinturas que prolongan la confusión y la admiración. Al mirar los detalles de cerca, se manifiesta una extraña sensación de desconcierto y familiaridad, las imágenes aparecen dispares y fragmentadas, es complejo definir exactamente lo que son, ¿plumas de un pavo real? O son un charco de agua contaminada, ¿será esta otra una medusa o es el cielo anaranjado durante un incendio? ¿Es una flor o son los adentro de un cable? Smith me explicó que juntó varias pinturas en una sola obra para reflejar un montaje en capas. Recargadas unas sobre otras o en pares, se muestran dos cosas que no corresponden para que sean incómodas y que la vista no descanse: el lado izquierdo ve algo, mientras que el derecho ve otra cosa.

En el trabajo de Smith, la obra es dotada de un carácter plástico al introducir el color: “la imagen en movimiento aparece velada, plana y aplacada por una unidad cromática que no es aleatoria. El color ordena en función de ciertas categorías: verde para la naturaleza, azul para la tecnología, rosa para el cuerpo, naranja para la violencia […] El color es algo que escapa de la forma. Nos lleva a mundos diferentes”.

Melanie Smith, Fifteen Minutes (Pink),
2021. Cortesía de Proyecto Paralelo
Melanie Smith, Fifteen Minutes (Pink), 2021. Cortesía de Proyecto Paralelo

Uno ya no se encuentra dentro de un espacio expositivo, está en otro sitio, el de Smith. O, quizás, el espacio ya existía en nuestro inconsciente, siendo capaz de expresar sensaciones que un cubo blanco no puede producir. Charlando sobre las dificultades del proceso creativo durante la presente crisis mundial, llegamos a la posibilidad pictórica de “ralentizar” el tiempo para frenar el cúmulo histérico de imágenes.

MS: Siempre son procesos paralelos, el video y la pintura […] Me interesa mucho el espacio lento, contemplativo de la pintura, donde el ojo es capaz de captar todo en un momento. La pintura siempre ha sido un paseo por la contemplación, el tiempo que involucra hacerla crea un espacio meditativo/contemplativo. Mi trabajo circula entre el espacio contemplativo de la pintura y lo que puede hacer la imagen en movimiento.

¡Psicodelia meditativa! ¡Alucinaciones sublimes! ¡Caos contenido! Sobre Melanie Smith en Proyecto Paralelo

Smith presenta lo que sin duda es una pieza formidable y estremecedora; deja un sinsabor del caos digital, el cual no existiría sin el desorden que hemos creado.

Una serie de fotografías y piezas textiles, producidas en colaboración con Annuska Angulo, complementan la muestra. Fifteen Minutes of Sublime Meditation inauguró durante GAMA WEEK en Proyecto Paralelo, se puede visitar con cita previa.

Publicado el 11 sep 2021