Exposición

Avantgardo

Bellagio
Exposición

5 nov – 2 ene

Can Can Projects
Marker
Marsella 56
Juárez
Watch
hoy abierto 11:00 19:00
Arrow
Map
Le damos la bienvenida a Bellagio.
La boutique con lo último en moda de coronas.
Atrévase a vivir el glamour de la realeza.
Famosa por su country club y sus finas alfombras, la más exclusiva y elegante de la ciudad.
¡El reino de lujo que siempre ha esperado!

En Bellagio, el lujo ofrece la promesa y el peligro del exceso, es el ensueño de dislocar lo cotidiano, promete el ideal de perfección hecho objeto por obra del ingenio humano, embellece el aspecto masificado y seriado de la vida con una experiencia voluptuosa. Avantgardo materializa en Bellagio la frivolidad que organiza a la cultura de consumo desde un simulacro pop en el que coinciden espacios marcados por la aspiración de exclusividad expresada en el lujo. La realeza, la boutique, la vanguardia y el campo de golf son espacios que configuran el deseo postergado por su inaccesibilidad y que marcan la distancia que determina la performatividad de la clase social y el consumo conspicuo desde un déficit de referentes para hacer desde la aspiración social un nuevo objeto de deseo. La fantasía de una tienda de coronas responde a la genealogía del lujo como el espectáculo ostentatorio de la riqueza, desde la representación de rangos honoríficos hasta las expectativas inmediatas de riqueza y disfrute del bienestar subjetivo. Desde la realización fallida y la confección precaria se muestra al lujo como el modelo estético, económico y cultural que busca reparar las brechas en la racionalidad occidental que carecen de las palabras para explicar y justificar los grados de posesión, las formas de consumo y las características del gusto.

Bellagio es una propuesta para una esfera del lujo que interpela al deseo y al placer por la posesión para sublimar el objeto utilitario de la producción en masa, que se encuentra entre lo real y la fantasía como un espectáculo de ostentación, de fiesta, de exceso y de esplendor. El lujo barato que ofrece Avantgardo trata de una satisfacción absurda de lo extraordinario con los medios disponibles y encuentra el glamour en la precariedad. Al intemponer la antigüedad mítica de la hereldía y la sencillez de la depreciación de los materiales, se pone en tensión las imperantes que constituyen el mercado del lujo: el despilfarro y el ahorro, la expresividad y el cálculo, costos limitados y la exhuberancia. Avantgardo regula el exceso y maneja las contradicciones de las narrativas del consumo y la aspiración social para (des)dibujar la línea entre lo que se ha constituido como el mal gusto y el refinamiento fetichista que orienta al lujo. Niega el kitsch al reconocer el valor histórico y la precedencia de los símbolos utilizados, pero exime a sus objetos de deseo de los atributos que los refinarían y distingurían de otros. Bellagio no distingue entre las categorías de lo unico y lo producido en masa, de la rareza y lo barato, del lujo y de lo vulgar.

Avantgardo exhibe el deseo perverso de estar por encima de todas las personas a través de la emocionalidad del vínculo sensual entre la humanidad y los objetos preciosos.

— Pedro Álvarez Luna

Gallery Weekend:

VIP Preview: 3 y 4 de noviembre de 11am a 7pm

5 y 6 de noviembre, de 11am a 7pm

7 de noviembre de 11am a 5pm