Exposición

Libby Rowe

Taming the Chaotic Mind
Exposición

5 jul – 31 jul
Termina en 4 días

Casa Lü
Marker
Correggio 42
Ciudad de los Deportes
Watch
Con previa cita
Map

Casa Lü presenta la exposición Taming the Chaotic Mind de Libby Rowe @thelibbyrowe.

Recientemente se me informó que el 15% de las personas no tienen un diálogo interno. Este hecho me voló la cabeza en una tormenta de diálogo interno que fue absolutamente ensordecedor para la semana siguiente. ¿Qué tienen estas personas en la cabeza... cómo piensan en lo que necesitan lograr... prepararse para conversaciones telefónicas con extraños o empresas... repetir argumentos para encontrar la respuesta perfecta aunque sea con 14 años de retraso? Este proceso de investigación del fenómeno que duró una semana me llevó a darme cuenta de que mi cabeza era increíblemente ruidosa todo el tiempo. Rara vez soy capaz de concentrarme en una tarea sin que el ruido de otros asuntos urgentes o perdidas de tiempo infecten mi espacio mental.

También me llevó a estudiar las diferencias entre la química y la función del cerebro masculino y femenino. Me ha maravillado la capacidad de los hombres en mi vida para compartimentar sus pensamientos y sus roles. Cuando están en el trabajo, trabajan, cuando están en casa, se relajan, cuando hay que cortar el césped, lo cortan, cuando la televisión está encendida, se olvidan de tener una conversación. Cuando llega el momento de salir de la casa, salen por la puerta principal, sin prestar atención a las luces que se han quedado encendidas, al perro que necesita alimentarse antes de nuestro regreso, al niño que acaba de decidir ir al baño a pesar de que se le avisó 15 minutos antes de salir. Dejan atrás la bolsa de bocadillos del niño para el viaje en automóvil, el cable de carga más largo para el iPad que se usará en el asiento trasero... Podría continuar.

La capacidad de los hombres para compartimentar ha sido durante mucho tiempo una fuente de celos para mí. No quiero ser hombre, pero una vez que me di cuenta de que ellos, además de aquellos que no tienen un diálogo interno, no están constantemente bombardeados con este caos mental, debo admitirlo, pensé en promulgar un cambio. Esta instalación representa visualmente las diferentes fuentes de ruido que a menudo me hacen incapaz de comenzar una tarea. A partir de representaciones visuales de objetos que cuelgan, elementos cotidianos que están suspendidos: líneas de pancartas triangulares de venta de automóviles, ropa tendida para secar, columpios, cadenas de luces, candelabros, pájaros en una línea telefónica, etc. Cada uno de estos objetos representa diferentes aspectos de la vida. Los objetos están superpuestos con imágenes y texto desde referencias visuales hasta la mirada de atención que demandan los pensamientos, ideas y fragmentos de información que alimentan el caos que existe dentro de mi y de muchas mentes de mujeres contemporáneas.

Debido a las formas irregulares recortadas de los objetos, las imágenes que representan pensamientos y obligaciones serán editadas e incompletas haciendo referencia a lo rápido y fugaz que se experimenta mentalmente esta información.

En última instancia, los espectadores deberían sentirse abrumados por la intrincada y multifacética maraña de cacofonía visual contenida en el espacio. Mi intención con esta pieza experiencial es dar una encarnación física que transmita el caos que experimento cada día.

— Libby Rowe