↓
 ↓
Jugar con los ojos cerrados, 100 años de surrealismo

Jugar con los ojos cerrados, 100 años de surrealismo

Exposición

-> 6 feb – 6 abr

Galería RGR presenta la exposición colectiva Jugar con los ojos cerrados, 100 años de surrealismo que incluye el trabajo de: Karina Aguilera Skvirsky, Mercedes Azpilicueta, Guillermina Baigorri, Juan Batlle Planas, El Techo de la Ballena (Daniel González), Leonora Carrington, Marcelo Cidade, Magdalena Fernández, Vicente Forte, Hilma’s Ghost, Gunther Gerzso, Elsa Gramcko, Oliverio Girondo, Patrick Hamilton, Kati Horna, José Horna, Magali Lara, Francisco Muñoz, Jose Manuel Moraña, José Planas Casas, Diego Pérez, Alice Rahon, Xul Solar, Remedios Varo, Oswaldo Vigas.

El centenario del surrealismo nos invita a revisar de manera no historicista la propia definición de realidad que en 1924 exigía una noción ampliada o problematizada de sus confines debido el rol protagónico de la tecnología en la vida (y la guerra) y las aspiraciones de cambio colectivas que proponían la búsqueda de un nuevo espectro político. Los miembros del grupo fundador surrealista, algunos refugiados en México y en el Cono Sur, buscaban renovar la cultura en ruinas después de la catástrofe política y económica ocasionada por la Gran Guerra europea y las terribles secuelas demográficas que dejó la gripe española, así como la aparición del fascismo. Estas condiciones parecieran resonar como sirenas de alarma en el presente. Recuperar al cadáver exquisito como idea de creación lúdica e invención surrealista resulta particularmente productiva para pensar en relación con el debate contemporáneo sobre la Inteligencia Artificial (AI). Hoy, la inteligencia artificial muestra realidades transmutadas y crea un imaginario que trastoca la idea del mundo, como lo imaginó el surrealismo, alterando los procesos y cambiando la percepción y la experiencia humanas.

Esta exhibición colectiva además de rescatar la vieja práctica del cadáver exquisito surrealista recurre al archivo como enfermedad sin aspiración de curación y al arte como espacio de ensoñación, vigilia y acción. Asimismo, estimula interrogantes de manera no literal sobre la conjunción entre las redes neuronales, los juegos de computación y los modelos lingüísticos presentes en la IA, para adquirir una dimensión productiva al contrastarlos con la aspiración de crear una nueva realidad desdoblada por el sentido lúdico ante la necesidad de explorar la materia de los sueños y la psique humana. ¿Juegan las máquinas igual que los humanos? ¿Pueden sentir o soñar como en la ciencia ficción? O dicho en palabras del creador de ChatGPT inteligencia artificial Sam Altman, ¿son, [estas máquinas], una herramienta o una criatura?

Curada por Gabriela Rangel y curadora invitada Verónica Rossi.

Gabriela Rangel es curadora independiente y escritora radicada en Brooklyn, NY. Desde 2019 hasta 2021 fue directora artística del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA). Previamente, fue directora de artes visuales y curadora en jefe en Americas Society desde 2004 hasta 2019. Cuenta con una maestría en estudios curatoriales del Centro de Estudios Curatoriales de Bard College, una maestría en estudios de medios y comunicaciones de la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas, y estudios de cine en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, Cuba. Ha trabajado en la Fundación Cinemateca Nacional y el Museo Alejandro Otero en Caracas, y en el Museo de Bellas Artes de Houston.

Rangel ha curado y co-curado numerosas exposiciones de arte moderno y contemporáneo, así como muestras monográficas de Elsa Gramcko, Erick Meyenberg, Sylvia Gruner, Carlos Cruz-Diez, Marta Minujín, Gordon Matta-Clark, Gego, Arturo Herrera, José Leonilson y Xul Solar. Ha escrito para Hyperallergic, Letras Libres, Revista Ñ, Art in America, Parkett, The Brooklyn Rail y Art Nexus, editado numerosos libros y contribuido con textos a publicaciones como Emily Mae Smith (Petzel Gallery, Nueva York); Pedro Reyes: Sociatry (Museum Marta Hertford, Hertford, Alemania, 2022); Rosangela Renno (Pinacoteca de SP, 2021); Erick Meyenberg: D Major Isn’t Blue (Museo Amparo, 2020); Lydia Cabrera: Between the Sum and the Parts (Americas Society/Koenig Books, Londres, 2019); Contesting Modernity: Informalism in Venezuela 1955–1975 (Museum of Fine Arts, Houston, 2018); Marta Minujín, Minocodes (Americas Society, 2016); y A Principality of Its Own (Americas Society/Harvard University Press, 2006).

Verónica Rossi es historiadora, archivista y curadora del museo MALBA.

En 2022 curó las exposiciones Ana Teresa Barboza. Tejer las piedras (MALBA) y Alita Olivari. Naif brutal (Museo Marc). Recientemente participó como co- curadora de las exhibiciones Del cielo a casa. Cultura material argentina (MALBA, 2023), Terapia (MALBA, 2021) y Al Sur del sur (MALBA, 2020). Trabajó junto a la artista Mercedes Azpilicueta en varios proyectos: Erauso. The Inner Experience en (Gassworks, Londres, 2021) y Positions 5 (Van Abbe Museum, 2019). Realizó el archivo del escritor Rodolfo Enrique Fogwill, contribuyendo en la publicación de textos inéditos, y del artista Adrián Villar Rojas, entre otros.

— Galería RGR