Exposición

Ángela Gurría

Escuchar la materia
Exposición

16 jun – 21 ago

Proyectos Monclova
Marker
Calle Lamartine 415
Polanco V Sección
Watch
hoy abierto 10:00 18:00
Arrow
Map

Ángela Gurría (Ciudad de México, 1929) fue la primera mujer en convertirse en miembro de la Academia de las Artes de México en 1973, alumna de Germán Cueto durante seis años, es una escultora que rompió incontables barreras para hacerse de un lugar en la escena cultural mexicana como una figura muy importante en la tradición escultórica a nivel nacional e internacional. Nos entusiasma mucho presentar esta primera exposición individual de Gurría que está pensada como una revisión de la producción escultórica que realizó entre los años ochenta y 2000. La mayoría de las piezas están hechas en metal y piedra, son obras históricas que evidencian ciertas referencias prehispánicas pero que también muestran un lenguaje abstracto muy característico en su trayectoria. Gurría es una artista clave para entender el tránsito de la modernidad a lo contemporáneo pues sus piezas son un puente entre ambas épocas: por una parte, la relación con los materiales que utiliza nos habla de un conocimiento profundo de las posibilidades de cada uno de ellos y, por otro lado, la artista realiza un evidente ejercicio de conceptualización de las obras explorando distintos temas como la naturaleza -la cual es una constante en sus proyectos-, la corriente indigenista con carácter arcaizante o ciertos temas históricos y cívicos que aparecen en sus obras. La sensibilidad que Gurría tiene para escuchar las necesidades de la materia - especialmente de la piedra-, nos permite encontrar significados ocultos en cada una de las piezas. Esta exposición incluye esculturas icónicas como las diversas interpretaciones de los cactus en su serie Homenaje al Desierto, o ¡Ya basta!, una pieza de 1993 que representa a un niño cubierto con la piel de un desollado a la usanza de los rituales sacerdotales mexicas de sacrificio humano, entre otras.

En 2013 Gurría ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes de México, es miembro del Salón de la Plástica Mexicana desde 1966 y de la Academia de Artes desde 1973. Entre sus aportaciones más importante destacan Señales (1968), pieza monumental que forma parte de la Ruta de la Amistad, Río Papaloapan (1970) que se encuentra en el Museo de Arte Moderno, Homenaje al trabajador del drenaje profundo (1974), Homenaje a la ceiba (1977), Espiral Serfin (1980), y El corazón mágico de Cutzamala (1987), por citar ejemplos. Actualmente Ángela Gurría vive y trabaja en la Ciudad de México.

— Proyectos Monclova